Comprar ropa online es cada vez más fácil

No hace tantos años desde que una tienda online ropa era algo anecdótico y hoy ya forman parte de nuestra vida rutinaria. Estas tiendas tienen su pequeño antecedente en algunas tiendas de ropa por catálogo que vendían a través del correo y que enviaban sus catálogos a casa o bien se realizaban los pedidos a través de representantes.

Al principio, todo el mundo era reticente a pedir ropa por Internet. Hoy en día casi todo el mundo lo hace, en gran medida porque estos establecimientos han sabido resolver dos de los problemas más importantes que ponían sus posibles clientes: el modo de pago y las devoluciones.

Enviar contra reembolso no es económico, por lo que muchos establecimientos se niegan a hacerlo o repercuten el coste de este sistema en el cliente. Pero para garantizar un pago seguro la mayoría de los comercios han comenzado a aceptar el pago por plataformas seguras como PayPal. Esto le da una seguridad al cliente que, por un lado, no tiene que dar sus datos bancarios ni la numeración de su tarjeta. Por otro, si la compra no les llegara PayPal se va a encargar de realizar las tramitaciones para devolverles el dinero.

Pero incluso para quienes no quieren PayPal hay otros sistemas igualmente seguros, como las tarjetas monedero de muchos bancos, que pueden cargarse con la cantidad exacta para realizar una compra, la cual se traspasa desde la cuenta. Se hace la compra, se abona y la tarjeta queda sin saldo por lo que si alguien quiere hacer una compra usando los datos que hayan podido robar, no podrán finalizarla por no haber dinero en ella.

El tema de las devoluciones avanza más despacio, pero muchas tiendas tienen ya un convenio con servicios de mensajería y recogen gratis las devoluciones de sus clientes, sobre todo si se trata de un error de la tienda o el producto llega en mal estado. Algunos comercios online utilizan sistemas de punto de recogida en comercios físicos donde también se pueden dejar los paquetes para devolver sin coste para el cliente o con un bajo precio.

Estas facilidades han hecho que muchas personas reticentes a las compras online se hayan animado a hacerlas ya que así pueden comprar rápida y cómodamente su ropa y, además, tienen acceso a prendas que, de otro modo, no iban a encontrar en sus ciudades.