Cosas de casa que crees que son caras, pero no

Hay ciertas cosas que tienen fama de ser muy caras pero que en realidad no lo son tanto. Antes de pensar que eso no es para nosotros o que no es buena idea comprarlo, lo mejor es informarse siempre porque a veces nos llevamos sorpresas. No es oro todo lo que reluce ni es un lujo todo aquello que pensamos que lo es. Informándonos podremos desterrar algunos mitos y quizás tener las cosas que más nos gustan.

Un ejemplo típico es el de los lavavajillas. Algunas personas no compran uno de estos cómodos aparatos porque piensan que consumen mucho y que les sale más rentable fregar los platos a mano. Sin embargo, está más que demostrado que fregar en el lavavajillas es más económico y también más ecológico. Se consume menos agua y se ahorra en electricidad respecto a lo que cuesta el agua caliente de un termo eléctrico o de un calentador de gas natural.

También existe la creencia generalizada de que las cortinas más modernas, estilo paneles japoneses, son muy caras y solo son una opción en casas muy elegantes. Pero, como sucede con todo tipo de cortinas, también hay paneles japoneses baratos muy bonitos y que se adaptan a todos los presupuestos. Si te gusta este estilo no renuncies a él por el precio y consulta en varias tiendas online. Quizás te lleves la sorpresa de que puedes conseguirlos por el precio de unas cortinas normales.

Cuando se hacen reformas muchas personas se enamoran de suelos que ven en catálogos y que aparentemente son de madera. Los descartan al momento pensando en su alto precio y también en su mantenimiento. Pero hoy, la mayoría de esos suelos no son realmente de madera, sino que son suelos cerámicos que consiguen imitar a otros materiales con gran precisión. También los hay que imitan al mármol, al corcho e incluso a los suelos de estilo industrial como los de hormigón.

No te costarán más que cualquier otro suelo, dependiendo tan solo de la calidad del material que quieras colocar y el resultado es sorprendente. Algunos incluso tienen la textura de la madera de verdad, por lo que son perfectos para el baño al resultar antideslizantes por su rugosidad. ¿Acaso creías que todos los baños que se ven en las revistas de moda con suelos de madera son de Teka? Ni mucho menos.