Ahora sabemos más sobre el cáncer de colon

Gracias a los esfuerzos realizados por los médicos e investigadores podemos decir que hay tipos de cáncer sobre los que sabemos muchas más cosas ahora que hace unos pocos años atrás. Y uno de los terrenos en los que se han producido más avances es en el del cáncer de colon. Ahora que sabemos más sobre la enfermedad podemos prevenirla con más eficacia, aunque todavía nos queda mucho camino en este sentido.

Pero si hay algo en lo que sí se ha avanzado es en la elaboración de protocolos para una detección rápida del cáncer de colon. Las personas que se consideren en riesgo de padecer esta enfermedad pueden ahora realizarse pruebas de manera periódica para descartar que pueda estar haciendo su aparición el cáncer. Análisis de heces en busca de sangre oculta, análisis de sangre en busca de los factores tumorales y, sobre todo, las colonoscopias, ayudan mucho en este sentido y contribuyen a que la mayor parte de los casos que se detectan en personas jóvenes sean iniciales.

Otro terreno que también ha ayudado mucho a que se avance en esta lucha es el ensayo clinico cancer de colon. En especial los estudios que se han llevado a cabo con nuevos medicamentos para ayudar a los pacientes que ya padecen la enfermedad. Estos estudios están ayudando a que salgan al mercado nuevas soluciones que pueden contribuir a que quienes tienen la enfermedad ganen la batalla.

Para realizar los ensayos clínicos con medicamentos nuevos es fundamental la ayuda de los propios enfermos, que deben de prestarse voluntarios para realizar estas investigaciones. Cuando un medicamento se aprueba para su experimentación con personas ya ha pasado muchas fases previas y se considera que no va a causar daños. Lo que se quiere confirmar es hasta qué punto puede ayudar.

Los voluntarios se prestan a probar la nueva medicación y a ser controlados de forma exhaustiva por los médicos para ver si estos medicamentos causan las mejoras que se les atribuye en los estudios previos. De ser así y una vez demostrado que sus beneficios superan en mucho a los posibles efectos secundarios, el medicamento puede llegar al mercado y ponerse a disposición de todos los enfermos.

Desde que un medicamento se patenta hasta que llega a la calle hay un proceso largo y muy laborioso, pero que merece la pena cuando se consigue el éxito contra la enfermedad.