Condiciones para que podamos optar a coches de sustitución

A pesar de que hayamos contratado un servicio de coches en ourense de sustitución en nuestra póliza de seguros, será la propia compañía la que decida en todo momento si podemos o no podemos optar a este servicio, aunque esas condiciones deben quedar bien especificadas en nuestro contrato y en nuestra póliza de seguro.

Y es que no basta con haber tenido que llevar nuestro coche al taller durante varios días para la compañía nos otorgue un coche de sustitución. De hecho, para que nos puedan dar coches en Ourense de sustitución, es necesario que el motivo por el que nuestro coche deba permanecer en el taller durante varios días sea un accidente o siniestro, siempre y cuando (y esto es esencial) ese siniestro no haya sido provocado por nosotros mismos ni por ninguna imprudencia que nosotros mismos hayamos cometido al volante (aunque algunas compañías también ofrece este servicio a clientes que hayan sido los causantes del siniestro, siempre y cuando quede comprobado que ha sido por una imprudencia ocasional y no porque hubiese conducido bajo el efecto del alcohol o las drogas).

Antes de nada, debemos saber que aunque reunamos todas las condiciones para que podamos ser beneficiarios del servicio de coches en Ourense de sustitución y poder  tener un vehículo de cortesía mientras nuestro coche permanece en el taller, debemos saber que a veces no podemos disfrutar plenamente de ese servicio al que tenemos derecho ya que a veces no hay ningún vehículo disponible en el momento en el que llevamos nuestro coche al taller, por lo que no tenemos más remedio que aceptar que no tendremos coche de sustitución o esperar unos días más hasta que pueda haber alguno disponible, siempre y cuando la avería de nuestro propio coche no sea demasiado grave y podamos circular con relativa normalidad unos días más.

Para que se nos conceda el servicio de coches en Ourense de sustitución, es necesario que nuestra compañía de la orden de reparación de nuestro vehículo. Y hasta ese entonces, no es posible saber cuántos vehículos de sustitución dispone el taller en concreto. Por eso, a veces es complicado cuadrar las fechas para que todo sea como queremos.

Además, el tiempo durante el que podemos disponer de nuestro vehículo de sustitución es bastante limitado. Y aunque es cierto que normalmente los talleres suelen ser bastante rápidos en arreglar nuestros vehículos y sus averías (sobre todos en los talleres de los concesionarios oficiales), lo cierto es que también puede pasar que ese proceso se alargue durante varias semanas, por ejemplo, por la dificultad del taller para encontrar alguna pieza necesaria. Y en ese caso, nos será difícil que un taller preste su vehículo de cortesía durante un tiempo mayor a 15 días.