Paga un solo recibo por tu ADSL y móvil

Las mejores ofertas de adsl y movil del mercado, actualmente, son aquellas que engloban ambos servicios. Las compañías de ADSL se han dado cuenta, hace ya algunos años, que si consiguen fidelizar al cliente mediante packs esto es mucho más rentable tanto para ellos como para quién contrata. Y por eso están centrando sus ofertas en este tipo de tarifas.

Un cliente que tiene todos sus servicios contratados con una misma compañía es más reacio a cambiarse, ya que tienen que llevarse todo, cambiar las tarjetas de los móviles y aguantar que venga un instalador a casa para cambiar la conexión, en definitiva, una serie de molestias que solo aceptarán si suponen un buen ahorro en la factura.

Las compañías lo saben y saben también que alguien que ya tiene un teléfono fijo, ADSL y un móvil tiene muchas posibilidades de aumentar con otra línea en el futuro, ya sea la de su pareja o la de sus hijos. Por eso, han entendido lo importante que es fidelizar y mimar a sus clientes, tanto o más que atraer a otros nuevos.

Por eso, cliente y compañía pueden negociar sus precios en función de lo que se tenga contratado, la fidelidad que se haya mostrado a la compañía etc. Tener todo en un solo recibo no solo ayuda a conseguir mejores precios, sino también a continuar recibiendo promociones una vez que se ha terminado el periodo inicial.

Pagar un solo recibo tiene también ventajas de cara a la economía familiar. Normalmente, en estos recibos existe la llamada tarifa plana, es decir, se paga un dinero fijo todos los meses que incluye el servicio y prácticamente la totalidad de las llamadas. Solo hay que pagar más si se realiza alguna llamada de tarifa especial. Esto permite saber siempre cuánto se va a gastar de teléfono, independientemente de lo que se haya hablado.

Por tanto, las ofertas pack ADSL y móvil son las que más convienen siempre al cliente, primero por la planificación de gastos evitando las sorpresas al llegar el recibo y segundo porque permiten negociar mejores precios. Cuánto más se tenga contratado mejor descuento se puede conseguir con la mayoría de las compañías del mercado.

Solo hay que fijarse para ver que los precios que ofrecen son parecidos, pero no lo son tanto los recibos que finalmente pagan sus clientes. La clave, la negociación.